Creo en el social commerce. Un caso real y práctico de venta online a través de redes sociales

Siempre he sido bastante escéptico en el tema de que las redes sociales aportan un tráfico de calidad para operaciones de comercio electrónico directo o indirecto. No por nada, sino porque el contexto en el que la mayoría de las redes sociales (sí, hablo de Facebook y Tuenti en España) se utilizan, que es el ocio, solo tiene relación con parte del comercio electrónico, el de aquellos sectores vinculados con el ocio de una u otra manera o que tienen una gigantesca masa de clientes, como pueda ser el sector textil, por ejemplo.

Es decir, que yo creo que vender camisetas o entradas de cine en Facebook tiene sentido, porque el contexto es parecido o por lo menos no hay una fractura de conceptos grande, pero no creo que tenga sentido vender en Facebook puertas blindadas, servicios de cerrajería o material agrícola, porque son contextos muy alejados del ocio y de la forma de uso de las redes sociales, a priori.

Dicho esto, también es cierto que creo a pies juntillas en las redes sociales como fuentes de tráfico muy cualificado para determinados productos, pero debe haber una cohesión fuerte entre el producto y la fuente de tráfico. Sin una relación coherente entre ambos, es un tráfico inútil para el objetivo, como tantos otros.

Vamos, que lo que si es cierto es que determinadas redes sociales son un muy buen nicho de mercado para determinados tipos de productos, que más o menos es lo que acabo de decir.

Y me creo el social commerce cuando hay una buena relación entre el producto a ofertar y la red social en la que se oferta

Y me lo creo de verdad desde hace poquito, por un ejemplo vivido en primera persona. Y para muestra de ello que mejor cosa que un caso práctico como Dios manda, que es como se debe demostrar el movimiento, andando.

Y esta es la historia que me demostró al 100% que el social commerce funciona. (Efecto suspense)

A finales de abril ofertamos el primero de una nueva serie de productos de formación basada en ser formación muy específica, presencial, intensiva y de grupos reducidos. El producto que elegimos para empezar fue un curso de programación para iPhone, y desde el principio todo el plan de marketing fue diseñado para utilizar redes sociales y emailing para su promoción, porque era el medio más lógico para hacerlo por el tipo de producto, reservando la publicidad de display y AdWords como plan secundario. De hecho en la planificación inicial se estableció una secuencia de promociones en diferentes redes sociales, comenzando por Twitter, siguiendo por Facebook y terminando en LinkedIn, con apoyos puntuales de emailing a grupos muy segmentados y, en última instancia, si no vendíamos las plazas ofertadas, utilizar AdWords.

Y empezamos a ejecutar el plan a finales de abril puntualmente, empezando por Twitter, lanzando tweets como este, tanto con las cuentas personales de aquellos que trabajamos en el proyecto como con las corporativas de la empresa:

Tweet promocionando un producto. Social commerceAlgunos de estos tweets despertaron interés en usuarios que, supongo (hipótesis mode on) que tras ver la página del producto que ofertábamos, hicieron retweet porque les pareció una oferta interesante, y así la bola creción un poquito más en efecto que solo con tweets generados con nuestros propios recursos. Por ejemplo, aquí un RT del perfil de @currofile:

Un retweet de un tweet promocionando un productoCon este tipo de retweets, el efecto de difusión de la oferta se multiplicó, y eso se tradujo en tráfico a la landing page del producto, y además en tráfico de perfiles muy específicos, y este es el quid de la cuestión. Tráfico de perfiles realmente interesados en el producto, ya que lo han conocido a través de una red social, Twitter, en la que los perfiles potencialmente interesados en esta oferta se mueven con asiduidad y además dentro del círculo o los círculos cercanos de los perfiles que promocionábamos la oferta. Digamos que el matrimonio entre la fuente de tráfico, Twitter, y el producto a promocionar era cuasi-perfecto.

Y esa cohesión en la promoción y en la relación fuente-producto se nota en el tráfico, que recordemos va directo al producto:

Grafico de analytics. Trafico a landing page procedente de Twitter

Y lógicamente ese tráfico, por como se ha generado y por de donde procede, ofrece unas métricas mucho mejores en todos los valores de negocio y, de hecho, a nivel de conversión, funcionó muy bien. Tan bien que solo con la primera parte de las acciones del plan de marketing conseguimos vender la totalidad de las plazas ofertadas, 15, con un ratio de conversión sobre usuario único de la landing de un 1,8%, que es, francamente, excepcional en este sector (recordemos que esto es venta de servicios).

Al final “solo” fue necesaria una correcta planificación de promoción en redes sociales para conseguir el efecto deseado, y de hecho ese tráfico, para este producto, resultó ser el mejor que podiamos haber conseguido, asi que sí, creo en el social commerce.

Comentarios

Información Bitacoras.com…

Valora en Bitacoras.com: Siempre he sido bastante escéptico en el tema de que las redes sociales aportan un tráfico de calidad para operaciones de comercio electrónico directo o indirecto. No por nada, sino porque el contexto en el que la mayoría……

Buenas, genial ejemplo. simple y claro.

Hay un factor evidente y clave que no has comentado y es el hecho k ya dispones de un gran blog con gran contenido que seguramente te proporciona bastantes visitas, de las cuales muchos te deben de seguir en twitter creando ese primer lazo de confianza.

Creo que sin el blog, hubiese costado más lograrlo.

Fecicidades!

Yo te puedo contar un caso que conozco también de primera mano, y es el caso de los cursos de UX Learn, que se promocionan exclusivamente por Twitter y Facebook, y las 4 convocatorias de formación lanzadas, así como los cursos in company hechos, todos, provienen de fuentes de tráfico que en un 90% son Twitter y Facebook.

Ejemplos de cursos para frikies (sin ofender, usabilidad y desarrollo iphone). Ejemplos de otros tipos de curso?

Hola David,

No me ofendo, pero no creo que hoy en día puedas calificar de cosas para frikies temas como la usabilidad, presente en la práctica totalidad de los profesionales de internet, o el desarrollo para iPhone, con millones de unidades vendidas en el mundo. Ambas cosas son claves en diferentes negocios hoy en día. Si me apuras, lo que si es “de frikies”, que por cierto es una afirmación que ya cansa mucho, y no lo digo por ti, es estudiar yo que se, el protocolo británico del siglo XIX. La tecnología y materias de ese estilo, hoy dia, la verdad es que “de frikies” tienen muy poco, porque son cosa de unos pocos milloncejos de personas.

Me pides ejemplos de otros tipos de cursos, y tengo muy buenos ejemplos, pero no con tráfico exclusivo de redes sociales, que era de lo que trata este post. Para esos otros ejemplos, mejor un post aparte donde hablaré de la estrecha relación de la procedencia del tráfico y el “engagement” con la landing de cara a objetivos. ¿Tienes tú algún buen ejemplo?

Un saludo,

Ricardo

Excelente ejemplo

Me parece muy bien que hayan ejecutado la campaña de promoción de los cursos en etapas. La primera etapa aplicando herramientas de coste casi 0 para la empresa como son el Twitter y el email marketing. Si eso no funciona se van van a la segunda etapa que es el SEM que esto ya tiene un coste importante para la empresa.

En este caso sería interesante saber si las visitas que convirtieron vinieron desde el twitter de MasterD + Ricardo Tayar o del Twitter de los usuarios que lo retuitearon.

Gracias por compartir estos buenos ejemplos

Me parecen muy acertados el ejemplo y las consideraciones previas a este. Me uno al comentario de Manulinx de que el hecho de contar con una legión de seguidores que ya conocen tu reputación hace mucho mas fácil la historia. Sin embargo, esto no le quita méritos al uso de la red para lograr el objetivo. Para ilustrar mas el tema, y utilizando un producto en lugar de un servicio, te menciono nuestro caso. En febrero pasado, iniciamos desde cero una idea y creamos una docena de diseños para camisetas. Las colocamos en un perfil de facebook creado para la marca y se han convertido en unos meses en un boom mercadologico. Hoy dia contamos con mas 30 diseños y un gran numero de seguidores en FB y Twitter.

Comentar

*Campos obligatorios

No te pierdas

Foto de un cartel de Black Friday en una iglesia
7 diciembre, 2015
Black Friday 2015 en e-commerce español, ¿cómo ha funcionado? Algunos datos y conclusiones
Supongo que como casi todos, no soy capaz de recordar el momento exacto en el que el Black Friday entró en nuestras vidas. Ha pasado un poco como Helloween: una...
Foto de Crank County Daredevils en concierto
9 noviembre, 2015
El análisis digital y la importancia de contar con los factores endógenos y exógenos
La verdad es que hoy día, siempre que hablamos de análisis digital, tenemos una tendencia muy poco sana a plantear un análisis del modelo de negocio digital que sea partiendo...
Imagen de datos de analítica digital de una tienda online española
20 julio, 2015
Primer estudio con datos de analítica web sobre e-commerce español. ¿Participas?
<ACTUALIZACIÓN 6 DE SEPTIEMBRE DE 2015>: A día de hoy tenemos inscritos para realizar este estudio sobre conversión y otros datos un total de 53 e-commerce españoles, con facturaciones que...

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar