Grandes errores que he cometido en el diseño, ejecución y gestión de proyectos web

Yo pertenezco a ese grupo de gente que siempre pone en su curriculum que empezó a trabajar en esto de internet en los 90, con los modems de 28 y cuando no había tarifa plana, por ejemplo, y cuando herramientas como Front Page 98 o el Xara 3D eran las reinas del diseño web.

Y aunque han pasado más de 10 años y me gusta muchísimo lo que hago, sigo comentiendo errores de manera habitual, y mira que me empeño en intentar no tropezar dos veces con el mismo pedrusco, pero no hay manera oye, y anda que no fastidia que luego venga alguien y te diga, generalmente con más razón que un santo, aquello de “te lo dije”.

Así que me he decidido a recopilar los errores y cagadas más estrepitosas que he cometido realizando sitios web o diseñando, ejecutando o gestionando proyectos web.

A estas alturas yo no creo que aprenda mucho, la verdad, y seguiré equivocándome, porque esa es la base del aprendizaje, lo tengo clarísimo. Espero que esta colección de errores os sirva de algo, lejos de la intención de “consejos doy, que pa mi no tengo”.

Grandes errores que he cometido en proyectos web (no abarco otras cosas, que si no la lista sería muy largam y esta lista seguro que seguirá creciendo):

  1. Despreciar o no valorar las opiniones de terceros. Ya sabeis, el típico ejemplo de proyecto en el que sabes que tú tienes más razón que nadie y que sabes más que el más pintado, en el rol que sea: diseñador web, SEO, etc. Y viene alguien y opina, y tú claro, lo miras de arriba a abajo mientras en tu interior se oye “¿tú quien te crees que eres para opinar de esto?”. El tema de las opiniones es muy doloroso y cansino, pero de verdad que conviene escuchar a todo el mundo, por disparatado o carente de sentido que sea lo que proponga, reconducir la situación y valorar si lo que te han dicho tiene sentido o no. Por muy mal que te caiga alguien, a veces lo que te dice es cierto, así que no conviene confundir lo que nos gustaría que fuera con lo que realmente es.
  2. Falta de método y organización. Otro clásico. Venga machote, que tú puedes con todo y te metes en 100.000 batallas a la vez creyéndote un superhombre, y es cuestión de tiempo que si no tienes un método de trabajo y una organización que funciona como un reloj suizo, todas esas ganas y ese ímpetu no sirvan absolutamente para nada, y acabes frustrado, agobiado y trabajando como un animal para conseguir un resultado muy normalito (sino malo o mediocre) simplemente por haberte empeñado en que eras capaz de abrir la boca mucho más de lo que realmente te cabía en ella. Con un buen método de trabajo y con organización los resultados son mucho mejores y eres capaz de dimensionar tus capacidades reales, y las de tu equipo, si lo tienes. No te metas de donde no puedes salir.
  3. Mala gestión del tiempo. Nadie dedica el 100% de su jornada laboral a trabajar al máximo de sus capacidades, NADIE. y conviene recordarlo a la hora de planificar tiempos y ejecuciones. Nunca planifiques contando con mucho más del 65-70% del tiempo, porque va a haber imprevistos, va a haber bajas, va a haber lluvia de meteoritos y de todo aquello que puede salir mal, algo saldrá mal, seguro. No hay nadie infalible.
  4. Sobrevalorar el SEO o las posibilidades del SEM. Esta es la típica historia en la que pones un proyecto web en producción el día 1 y calculas que el día 15 ya habrás producido montonadas de ventas, porque aunque tu SEO estará en proceso de “maduración”, tu magnífico SEM hará que a la primera encuentres a todos los clientes del sector y que además a todos les interese SOLO lo que tú ofreces. Y claro, a los dos meses vas a ser el número uno en Google por más de 50 terminos. No, no, no, eso no suele pasar y conviene que lo tengamos muy en cuenta a la hora de estimar resultados o definir KPIs y ordenarlos cronológicamente.
  5. Tomarme las críticas como algo personal. Esto pasa en todos lados y a todo el mundo, te hacen una crítica y automáticamente la interpretas como un ataque a tu persona. Aquí hay que ir haciendo callo y, sobre todo, si la crítica es tal (es decir, está argumentada, tiene sentido, es lógica, etc) simplemente hay que aceptarla, aunque no la compartamos, pero no ponerse echo una fiera pensando que fulano o mengano quieren joderte la vida.
  6. Decidir basando en suposiciones. Esto no se refiere solo a aquellas parcelas de decisión que pueden solucionarse con analítica web, sino a lo general, y muy habitual tipo “al usuario le gusta esto, seguro” o “con este color el engagement se incrementa mucho”. Hoy en día, en cualquier negocio, y por supuesto en la red, la suposición no tiene cabida ni debe utilizarse como base para ninguna decisión. Puede usarse la inspiración, la revelación, la intuición, y ni siquiera eso, pero la suposición, nunca.
  7. Sobrevalorar las herramientas. Da igual la cantidad de herramientas que tengas, da igual que sean de pago o gratuitas. Por muy chula que sea la herramienta, es eso, una herramienta, y sin alguien detrás que la use como es debido no te va a solucionar absolutamente nada. Las herramientas son ayudas, pero no son soluciones por si solas. Ni Google Analytics ni SEO Guardian ni ClickTale ni CrazyEgg ni Site Catalyst te van a resolver nada. Te van a ayudar, pero no te lo van a resolver.
  8. Optar por lo complejo en lugar de por lo sencillo. Siempre hay que plantear los escenarios de un proyecto de internet como algo cotidiano y habitual, como lo más normal del mundo, con la lógica habitual que se sigue en cualquier mecanismo del día a día. No reinventemos la rueda y no nos empeñemos en hacer las cosas sencillas complicadas. Si el texto de un botón “Cerrar” lo deja todo muy claro, no vayas de guay y sofisticado y pongas “Abandonar la sesión en curso”. Lo claro es evidente para la mayoría de las personas. Lo complejo solo es evidente y claro para algunos.
  9. Querer ser especialista en todo. Hoy en día ya no se pueden dominar montonadas de disciplinas de internet con un nivel de experto: analítica, SEO, PPC, SMO, project management, dirección de rrhh, estrategia, etc… a lo mejor hay un par de mentes privilegiadas en el mundo que son expertas en todo esto, pero no seamos pretenciosos y pensemos que nosotros somos una de ellas. Para temas muy concretos y específicos no te empeñes en aprenderlos tú y recurre a un especialista, que los hay.
  10. No mostrar ni contemplar alternativas a la idea o planteamiento original. Defender a capa y espada una idea o la concepción de un proyecto está bien hasta cierto punto, pero no olvides que es probable que el universo no te haya elegido a ti como el único visionario portador de una idea magnífica frente a la que el resto de la humanidad está equivocada. Tener un plan o una idea inicial está muy bien, pero debe ser flexible y cambiante, porque eso, aunque no te lo parezca enun principio, es bastante enriquecedor.

Y después de fustigarme un buen rato, os paso la pelota, que seguro que no soy el único, ¿qué grandes cagadas habeis cometido en temas de diseño, gestión o trabajo web?

Comentarios

Información Bitacoras.com…

Valora en Bitacoras.com: Yo pertenezco a ese grupo de gente que siempre pone en su curriculum que empezó a trabajar en esto de internet en los 90, con los modems de 28 y cuando no había tarifa plana, por ejemplo, y cuando herramientas como Front Pa……

En mi caso me identifico sobre todo con “No suponer”.
He trabajado doble más de una vez por pensar que el cliente iba a pensar como yo y empezara a trabajar antes de tiempo para ganar unas horillas…:D

Muy buen post, hay que tener presente estas cosas en cada proyecto.

Saludos

¡Ay, cuántas verdades juntas!

Yo, por la parte que me toca, en el punto 2 destacaría ponerse a diseñar/maquetar a lo loco sin una buena toma de requisitos, KPI’s y un mínimo de wireframing sólo porque el cliente tiene prisa. Es una auténtica pérdida de tiempo.

Yo caigo en la uno y en la cinco constantemente 😀

Muy bueno el post, tendríamos que escribirlo todo el mundo alguna vez y leerlo todas las mañanas al llegar al curro.

Buenísimo Ricardo, como la vida misma.

Añado uno, “Empezar a trabajar en un proyecto sin haber cobrado un adelanto”.

Gran recopilación de cagadas! Me siento plenamente identificado. Creo que las he cometido casi todas…

Qué gran dosis de sinceridad. A ver si me aplico y hago lo propio, que falta me hace.

Está decidido, paso de Google 3D Warehouse que es lo que tengo abierto ahora mismo para investigar… y si consigo hacer eso mismo una vez al día, igual dejo frustrarme por no poder estirar el tiempo.

Llevo mas de 3 años creando conceptos web en Joomla! para empresas generalmente, actualmente vivo de ello y creo que me ahorras 10 años con tus comentarios, aun que por desgracia ya he caído en algunos.

Muy bien tu blog
WM

Esto sí que es un buen ejercicio de transparencia y lo demás son tonterías. Este artículo me ha hecho reflexionar a mi también sobre algunos “puntos comunes” difíciles de manejar sobretodo en situaciones extremas en las que nos dejamos llevar, situaciones tanto de éxito como de fracaso..

Salu2

muy bueno. Siempre viene bien reflexionar sobre los errores propios. Y en muchos de los que comentas me veo reflejado.
Importantísimo. Saber gestionar el tiempo. Para ello, organizar y planificar muy bien el proyecto. En este mundillo como en muchas facetas de la vida, las prisas no son buenas. Y como bien dices, muchos de los errores que cometemos nos llevan a por un lado que el resultado final sea mediocre, y por otro el no disfrutar plenamente con lo que hacemos.

Excelente artículo. Estos repasos nos vienen bien a todos.

Yo he caido alguna vez creo que en todos estos errores y casi siempre en el 9. Aunque tuviera un cerebro privilegiado, que no es el caso, también habría que tener el tiempo necesario para ponerlo a trabajar.

Comentar

*Campos obligatorios

No te pierdas

No Image
5 junio, 2013
Hasta luego iZenius, hola MindYourGroup! Cambiando de casa para seguir creciendo
Aunque no soy muy dado a este tipo de posts (de hecho nunca antes he escrito uno en esta línea), me parece importante comunicar de la manera adecuada el cambio profesional tan...
No Image
3 septiembre, 2012
La nueva web de MediaMarkt y el arte de ver el defecto ajeno (y exponerlo públicamente)
Escribo este post de título tan sensacionalista porque me ha llamado mucho la atención el "revuelo" que se ha vivido estos días a raiz del lanzamiento de la nueva web...
No Image
8 enero, 2012
El papel como herramienta 2.0… y 3.0… y 4.0
El papel y el boli, que grandes herramientas, ni más ni menos. Tienen años, tienen historia, han resistido guerras, depresiones, pandemias y de todo y siguen ahí... por algo será....

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar