¿Cuanto cuesta no hacer nada? El coste de la inactividad

Hace pocos días, la verdad es que no recuerdo cuando ni a quien, oí a alguien hablar de un concepto que me pareció muy interesante, el coste de la inactividad o COI, su acrónimo en inglés, por Cost Of Inactitivity. Es cierto que estamos muy habituados a hablar del famoso y omnipresente ROI (Return Of Investment = retorno de la inversión) y un poco menos habituados a hablar del ROMI (Return Of Marketing Investment = retorno de la inversión de marketing), pero el concepto de coste de la inactividad me pareció muy interesante porque me recordó un poco al lucro cesante, que es lo que se deja de ganar y se habría ganado de no haber sucedido algo, aunque el coste de inactividad es más bien lo que dejo de ganar por no hacer algo que podría hacer.

El coste de la inactividad es la respuesta a la pregunta ¿cuanto nos cuesta no hacer nada?

Y sobre todo en los sitios web el coste de no hacer nada es altísimo, porque es un campo en el que pudiendo llevarse a cabo muchísimas acciones para mejorar los sitios web hay mucha gente que opta por el inmovilismo, por no hacer nada, por quedarse quieto, por conformarse con el sitio web que tiene “as it is”, que es muy molón y me va a servir durante 3 o 4 años (buffff), y eso tiene un precio, que se suele traducir en quedarse atrás en el mercado, que te adelanten tus competidores, que se te coman parte del pastel, y que podemos llamar coste de inactividad, o lo que te ha costado quedarte tranquilo con tu modelo inicial sin molestarte en mejorarlo.

Hay claros ejemplos en los que el coste de inactividad puede ser muy alto, como son:

  • Optimización de procesos de compra o pago en comercio electrónico. A veces, el no invertir tiempo o recursos en mejorar nuestros procesos de compra o pago se traduce directamente en que si, tenemos una cuota de clientes y de operaciones, pero renunciamos voluntariamente a tener más, por el simple hecho de no hacer algo, que en este caso puede ir desde empeñarnos en pedir registro de usuarios cuando no es necesario a no querer implantar un medio de pago adicional o no querer adaptar nuestro ecommerce a mercados locales. Probablemente, si no haces nada de esto, estés ganando dinero con tu ecommerce, pero, ¿qué pasa con lo que estás dejando de ganar por no hacer algo?
  • El SEO, en su fase inicial u optimizando. Otro ejemplo clásico en el que el coste de no hacer nada puede ser muy alto. En muchas ocasiones, un sitio web tiene un buen posicionamiento porque sus keywords principales, sea o no en long tail, aparecen entre los 10 primeros resultados de búsqueda. Y de nuevo, muchos sitios web se conforman con eso. Ahora bien, no es lo mismo aparecer el 7º, que si que estás entre los 10 primeros, que aparecer el 3º (ya veis que no menciono siquiera el salir el 1º, aunque es lo que queremos todos). Si hacemos caso por ejemplo a informes como este de Chitika, de mayo de 2010, sobre cuanto vale aparecer el primero en google, nos podemos hacer una ligera idea de lo que os digo. Si el 7º resultado se lleva el 4,02% de los clics de una consulta y el 3º se lleva el 11,42% (el 1º se lleva el 34,35%) la diferencia está clara, y el coste de no hacer nada con nuestro SEO puede suponer “minucias” como multiplicar por 3 o por 10 el tráfico que reciba nuestro sitio web.
  • El análisis web. Otro clarísimo ejemplo de lo cara que puede ser la inactividad. Si vamos un paso más allá de los típicos datos de visitas, páginas vistas, etc, el análisis web ofrece una información completísima para cualquier web en la que haya un negocio detrás, y de ese análisis salen acciones que pueden mejorar y mucho ese negocio. Acciones que van desde el cambio en layouts, en copys, en estructuras de navegación, a cambios en la presentación de un producto, mejoras en el ratio de conversión o en la forma de interactuar con el sitio web. El optar por no invertir recursos en análisis web supone el optar por no hacer mejoras de gran impacto en nuestro negocio de fondo, y por tanto, supone conformarse con lo que hay, y no pensar en lo que podría haber. Como ejemplo, imaginad que en lugar de hacer un cambio como el de incluir la transferencia bancaria como medio de pago online (algo que a través del análisis web sabes que los usuarios demandan) en tu ecommerce, optas por no hacerlo… pues nada, renuncias a incrementar tu facturación entre un 10 y un 15% (y eso dependerá del sector y de los importes a pagar, está claro).

Los ejemplos podrían seguir y seguir, aplicándolos al SEM, al SMO, a la usabilidad, a la gestión de reputación online, a la atención al cliente a través de la web… Pero en resumen, se trata de tener muy claro que en lugar de preguntarse que cuesta hacer algo en un sitio web igual es mejor empezar a preguntarse que cuesta no hacer algo en un sitio web, porque muchas veces la zona de confort es la zona de más peligro.

Comentarios

¿No se llama de toda la vida coste de oportunidad?

El coste de oportunidad es el coste medible de rechazar una opción a cambio de elegir otra, pero no tiene que ver con el coste de no hacer nada, de no tomar ninguna opción, que es de lo que hablo aquí. De todas maneras, como cuento, fue una expresión que hoy en una charla o conferencia, aunque no recuerdo cual, pero el fondo de la cuestión, lo que nos cuesta no tomar ninguna opción, es lo realmente interesante.

Buen artículo Ricardo,

Yo estoy contigo para mí son diferentes coste de oportunidad a coste de inactividad.

saludos

Si muy interesante. Todo lo que se deja de aprovechar por no maximizar las herramientas con que se cuentan. Pero no esta de más decir que muchas veces no se pude ir al mismo ritmo de la tecnología, aun que esta no es una excusa para estar en costante actualización.

Me ha parecido muy interesante el artículo, y como doy por hecho que visitarás mi tienda online (a la que faltan agregar productos) la pregunta es la siguiente:
¿comose puede mejorar y cuanto me costaría?
recibe un saludo cordial.

Hola Rita,

He intentado visitar tu ecommerce un par de veces, pero el enlace que dejaste no funciona. Revísalo.

Un saludo,

Ricardo

Comentar

*Campos obligatorios

No te pierdas

Foto de un cartel de Black Friday en una iglesia
7 diciembre, 2015
Black Friday 2015 en e-commerce español, ¿cómo ha funcionado? Algunos datos y conclusiones
Supongo que como casi todos, no soy capaz de recordar el momento exacto en el que el Black Friday entró en nuestras vidas. Ha pasado un poco como Helloween: una...
Foto de Crank County Daredevils en concierto
9 noviembre, 2015
El análisis digital y la importancia de contar con los factores endógenos y exógenos
La verdad es que hoy día, siempre que hablamos de análisis digital, tenemos una tendencia muy poco sana a plantear un análisis del modelo de negocio digital que sea partiendo...
Imagen de datos de analítica digital de una tienda online española
20 julio, 2015
Primer estudio con datos de analítica web sobre e-commerce español. ¿Participas?
<ACTUALIZACIÓN 6 DE SEPTIEMBRE DE 2015>: A día de hoy tenemos inscritos para realizar este estudio sobre conversión y otros datos un total de 53 e-commerce españoles, con facturaciones que...

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar